martes, 29 de diciembre de 2009

Berlusconi lanza el 'partido del amor' y pide diálogo a la oposición

El País, 28 de diciembre de 2009


Berlusconi lanza el 'partido del amor' y pide diálogo a la oposición

Volverá a la actividad política el 7 de enero, cuando los hematomas de la agresión de Milán hayan desaparecido de su rostro. Mientras, a Silvio Berlusconi no se le ocurre alejarse de la escena pública y, apostando por un método personal y de probada eficacia mediática, no deja de llamar por teléfono a programas de televisión y radio desde su mansión de Arcore (Milán). Lo ha hecho cuatro veces en tres días. En sus intervenciones hace gala de un gran espíritu navideño. Predica concordia y diálogo con la oposición para pactar reformas institucionales y en la Constitución.

Dos semanas después de que un hombre le hiriera con una estatuilla del Duomo, Berlusconi dice que "el clima político ha mejorado". "Los italianos que me animan a seguir alcanzan el 67%, según el último sondeo. Recibí más de 200 ramos de flores en el hospital. ¡Juntémonos los de buena voluntad! El amor vence sobre todo, no sólo sobre el odio, que hace violentas contra el adversario político a las mentes más débiles", dijo.

Así, Berlusconi da vida a una inédita criatura política, el partido del amor, que "contrasta con las fábricas de mentiras, extremismo y odio. Y habrá reformas en 2010", dijo en una llamada al telediario de la primera cadena de televisión pública. Il Cavaliere ha cogido desprevenida a la oposición.

Tras días de desconcierto, el Partido Democrático, la mayor fuerza del centro-izquierda, puso condiciones: "Dialogo sí, inciucio [trapicheos] no", dijo Pierluigi Bersani, secretario del PD. "Rechazamos el esquema: ellos se fabrican solos las leyes para salvar a Berlusconi de sus problemas judiciales y con nosotros hacen reformas institucionales", declaró Dario Franceschini, también del PD.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Berlusconi, agredido por un hombre al término de un tenso mitin en Milán




El País, 13 de diciembre de 2009


Berlusconi, agredido por un hombre al término de un tenso mitin en Milán

Silvio Berlusconi, primer ministro italiano, ha sido agredido esta tarde en Milán al término de un mitin celebrado en la plaza del Duomo. El agresor, un hombre de 42 años llamado Massimo Tartaglia y sin antecedentes penales, ha lanzado un objeto metálico contra Berlusconi cuando éste saludaba a sus seguidores y estaba a punto de entrar en el coche oficial para abandonar la plaza.

En una primera versión de los hechos se había señalado que Berlusconi había recibido un puñetazo, aunque finalmente ha cobrado fuerza la versión de que habría sido alcanzado por un objeto contundente lanzado por el agresor, quien llevaba diez años recibiendo tratamiento psiquiátrico en el hospital Policlinico de Milán, según informan varias agencias de información.

El primer ministro, sangrando copiosamente por la boca y con la expresión desencajada, ha sido metido en un primer momento en el vehículo por sus escoltas mientras el agresor era detenido. Luego ha vuelto a salir del coche y se ha puesto de pie en el estribo buscando con la mirada al agresor, quizá para asegurar a sus seguidores que estaba bien.

Algunas agencias han informado de que la multitud ha intentado linchar al agresor. Berlusconi ha sido trasladado al hospital San Rafael, donde se le han realizado pruebas médicas. Las primeras noticias señalan que el primer ministro tiene dos dientes afectados por la agresión y algunos cortes en la cara, y que pasará las próximas 24 horas en observación.

Todas las fuerzas políticas han condenado de inmediato el ataque, que el líder de la Liga del Norte, Umberto Bossi, ha calificado como un "acto de terrorismo".

La cita de Berlusconi con los milaneses se había anunciado como un baño de masas de reparación al primer ministro por la complicada situación, política y privada, que atraviesa desde hace meses. En la plaza del Duomo, el Pueblo de la Libertad comenzaba la campaña de reparto de carnés entre los militantes.

Berlusconi comenzó su discurso bromeando, diciendo que su ministro le había tendido una emboscada porque le había montado un mitin con el que no contaba. Tras lanzar las primeras críticas a la oposición, a la que calificó como "fábrica de odio, de envidia y de odio" y como "una izquierda impregnada de valores marxistas", Berlusconi se dirigió, bastante tenso, hacia algunos asistentes que protestaban llamándole "ladrón" y "bufón".

Spatuzza implica a Berlusconi y a Dell'Utri en los atentados mafiosos de 1993

El País, 4 de diciembre de 2009


Spatuzza implica a Berlusconi y a Dell'Utri en los atentados mafiosos de 1993

Unos minutos antes de las 12 del mediodía, en medio de un silencio sepulcral, entraba en la sala búnker del Tribunal de Turín Gaspare Spatuzza, el capo arrepentido de la mafia siciliana citado como testigo en el juicio de apelación contra el senador Marcello Dell'Utri, estrecho colaborador de Silvio Berlusconi desde la década de los setenta y condenado en primer grado a nueve años por complicidad mafiosa.

Spatuzza iba protegido por 10 carabineros de paisano y se tapaba la cara con una gorra azul. Fue sentado tras un biombo blanco que le protegía de las miradas de los más de 200 periodistas acreditados y del numeroso público, y comenzó su declaración diciendo: "Diré toda la verdad y no esconderé nada".

El interrogatorio ha empezado con retraso porque la defensa de Dell'Utri intentó frenarlo al considerarlo improcedente. El tribunal ha desestimado la petición y Spatuzza, de 45 años, que se hizo colaborador de la justicia en marzo de 2008 con la bendición de sus capos y el apoyo espiritual del obispo de L'Aquila, comenzó a relatar su historia.

Con voz segura, ha reconocido que desde 1980 hasta 2000 había pertenecido a una "organización terrorista mafiosa llamada Cosa Nostra"; ha recordado que formaba parte de la familia de Giuseppe Graviano, y ha admitido que fue condenado a varias cadenas perpetuas por "una cuarentena de asesinatos, secuestros de personas y atentados".

Ha aclarado que decía "terrorista" porque a principios de los años noventa, Cosa Nostra realizó varios atentados con bombas, "cosas que antes no hacíamos". Se acusó del atentado que mató al juez Paolo Borsellino, y admitió que la mafia celebró esa muerte y la del juez Giovanni Falcone en 1992, "porque eran nuestros enemigos principales".

El hombre de confianza de la familia de Brancaccio (Palermo) también se encargó de ejecutar otros atentados posteriores, en 1993 y 1994, en Roma, Milán y Florencia, que causaron diez muertos. Eran, dijo, atentados "anómalos": "Esos muertos no nos pertenecían; un día se lo dije a Giuseppe, que era como mi padre: 'Hemos matado a niños como la pequeña Nadia'. Él me dijo: está bien que los hayamos matado, así se mueve quien se tiene que mover".

La clave del relato llega en ese momento. Spatuzza recuerda una cita en 1994 con su capo directo, en Roma: "Me encontré con Giuseppe en el bar Doney de Vía Veneto, estaba contento como si le hubiera tocado la lotería. Nos sentamos y me dijo que teníamos que matar a unos cuantos carabineros para dar el golpe de gracia. Que habíamos obtenido todo lo que buscábamos gracias a la seriedad de las personas que habían llevado adelante esta historia, y no como esos cuatro cornudos socialistas que habían recogido nuestros votos en 1988 y 1989 y luego nos habían hecho la guerra", ha dicho.

"Me dio dos nombres, entre ellos el de Berlusconi", ha afirmado el pentito. "Yo pregunté si era el de Canale 5 y me dijo que sí, y que también estaba un paisano nuestro, Dell'Utri. Graviano dijo que gracias a la seriedad de estas personas teníamos el país en nuestras manos".

Más adelante, Spatuzza glosa un encuentro con Filippo Graviano, otro jefe del mismo clan, en la cárcel de Tomezzo, donde el boss cumple cadena perpetua. "En 2004 él estaba muy mal, yo le hablé de nuestros hijos, de no hacerles llevar la misma vida que nosotros... Me dijo que hiciera saber a su hermano Giuseppe que si no llegaba una cosa que tenía que llegar, habría que hablar con los jueces".

Ante la petición del fiscal Gatto de que explique "de donde debía llegar", Spatuzza vuelve a mencionar a Berlusconi y a Dell'Utri. ¿Por qué tardó tanto tiempo en hablar de ellos?, inquiere el fiscal. "Mi miedo a hablar del primer ministro era y es mucho. Cuando comencé a hablar con los fiscales antimafia, Berlusconi era primer ministro, y ministro de la Justicia uno (Angelino Alfano) que yo consideraba vice de Marcello Dell'Utri".

Spatuzza comenzó a alejarse de Cosa Nostra en 1999. "Inicié un proceso de arrepentimiento personal, un camino que ha sido muy hermoso y doloroso a la vez", ha dicho. Fue ayudado por el capellán de la prisión y por el obispo de L'Aquila, monseñor Mollinari, que le confesó "dos o tres veces", según contó.

Probablemente, una vez convertido a la religión, el pentito necesitaba ver revocada la excomunión que recayó sobre él por el asesinato de un cura siciliano, don Pino Puglisi. "Tengo que honrar a todos aquellos muertos, toda aquella tragedia. Pasé muchos años en el mal y ahora debo hacer el bien. Es mi deber", ha afirmado.

Las acusaciones de Spatuzza han sido calificadas de "absurdas" por Silvio Berlusconi. "Son acusaciones que se comentan solas. En Italia no hay nadie dispuesto a creer este absurdo", ha comentado a la salida del Consejo de Ministros.

Marcello Dell'Utri, que habló con los medios presentes en el Tribunal de Turín, ha dicho que el interés de la mafia es "hacer caer al Gobierno que está luchando contra Cosa Nostra como nadie lo había hecho hasta ahora". "Spatuzza es un arrepentido de la mafia, no de la antimafia", ha subrayado.

Los jueces quieren contrastar ahora la credibilidad del testimonio. El juicio de apelación de Dell'Utri proseguirá en Palermo el 11 de diciembre con las declaraciones de los jefes Giuseppe y Filippo Graviano a través de vídeo conferencia.

jueves, 29 de octubre de 2009

La Justicia confirma que Berlusconi sobornó a Mills

El País, 27 de octubre de 2009


La Justicia confirma que Berlusconi sobornó a Mills

El Tribunal de Apelación de Milán ha confirmado la condena a cuatro años y seis meses de cárcel para el abogado británico David Mills. Los magistrados ratificaron la sentencia de primer grado y volvieron a dar razón a los fiscales, según los cuales Mills recibió 600.000 dólares de Silvio Berlusconi a cambio de mentir cuando fue llamado a testificar en dos juicios en contra de Il Cavaliere.

Se trataba de dos procesos en los que se investigaban fondos secretos del primer ministro, uno relacionado con All Iberian y otro con Mediaset, de 1997 y 1998. El letrado inglés no contó toda la verdad a propósito del papel crucial de Berlusconi en la estructura offshore creada por Mills para actividades ilegales de Fininvest.

Berlusconi fue un convidado de piedra en la sala del Tribunal. La sentencia reconoce que Mills es corrupto y Berlusconi su corruptor. De hecho, en principio, el fundador de Fininvest era coimputado en el proceso pero no llegó a sentarse en el banquillo porque estaba protegido por la ley Alfano, la norma que garantizaba la inmunidad a los más altos cargos del Estado. Sin embargo, a principios de mes, el Constitucional tumbó la ley. Todos los juicios en su contra pueden reanudarse. El de corrupción de Mills, también. Pero el jurado que condenó en primer grado al británico no puede volver a trabajar sobre el caso y hay que formar otro. Un trámite que puede tardar meses. Gracias a la ley de inmunidad, Berlusconi ha ganado tiempo y ahora existe el riesgo real de que los jueces no dicten sentencia antes de la prescripción del caso, en abril de 2010.

La condena en segundo grado del letrado británico le obliga también a resarcir con 250.000 euros a la Presidencia del Consejo de Ministros, que se constituyó como parte civil cuando el jefe del Ejecutivo era Romano Prodi. En un año las cosas han cambiado y en aquel escaño ahora se sienta Berlusconi: por un milagro de puro surrealismo, que dice mucho sobre la anomalía que es hoy Italia, Mills devolverá parte del soborno a su sobornador.

lunes, 19 de octubre de 2009

Una televisión de Berlusconi ridiculiza al juez que condenó a Fininvest

El Mundo, 16 de octubre de 2009


Una televisión de Berlusconi ridiculiza al juez que condenó a Fininvest

'Canale 5', una de las televisiones pertenecientes a Fininvest, el conglomerado empresarial fundado por Silvio Berlusconi, ridiculizó en uno de sus programas al juez que hace dos semanas condenó a este grupo a pagar una indemnización de 750 millones de euros por las irregularidades cometidas durante la pugna por el control de la editorial Mondadori.

La vida privada del juez que llevó el caso, Raimondo Mesiano, se convirtió en objetivo de las cámaras de 'Canale 5', que muestra al magistrado fumando un cigarrillo en la calle mientras espera su turno para arreglarse la barba.

Otra imagen le muestra ya dentro del local y con la espuma de afeitar cubriéndole la cara. Más tarde, las imágenes captan al juez descansando en el banco de un parque, mientras la voz del locutor considera una "extravagancia" el hecho de que el magistrado lleve "mocasines blancos y calcetines turquesa".

Además, el programa presentó la reciente promoción del juez por razones de edad como una especie de recompensa por sus ataques contra Berlusconi, que es la misma interpretación que ha dado de ello el centro-derecha.

Tras la divulgación de estas imágenes por parte de una televisión perteneciente a Fininvest, el secretario de la Asociación Nacional de los Magistrados (ANM), Giuseppe Cascini, calificó la difusión de este reportaje de "vergüenza" y una "intolerable intromisión en la privacidad de una persona".

sábado, 17 de octubre de 2009

Berlusconi impulsa un referéndum constitucional

El País, 17 de octubre de 2009


Berlusconi impulsa un referéndum constitucional

Silvio Berlusconi hará su reforma constitucional de la Justicia sin la oposición, y luego la someterá a un referéndum para que el pueblo decida. La nueva escalada contra los demás poderes de Estado tomó cuerpo la noche del jueves en Sofía (Bulgaria): "Hay que coger el toro por los cuernos", dijo Berlusconi. "La justicia, en una democracia verdadera, no puede estar sujeta al poder de una categoría que no tiene legitimidad electoral. Recurriremos al pueblo, estamos listos para hacer un referéndum".

La proclama no admitió matices ni objeciones. Para una reforma de ese tipo conviene tener el consenso de la oposición, sugirieron los periodistas. "La haremos como sea posible hacerla". Pero de esa forma tardará mucho. "Las revoluciones no se hacen en un día". ¿Y sus aliados están de acuerdo? "Pienso que sí. Sois vosotros los que veis discordias".

La reforma planea separar las carreras de jueces y fiscales, y disminuir el poder del Consejo Superior de la Magistratura. Se inspira en la vieja compulsión garantista del hombre más procesado del país. Por ejemplo, en caso de una absolución en primer grado, la justicia debe echarse atrás. "Un ciudadano acusado de cometer un delito y declarado inocente una vez no debería ser llamado a una fase ulterior del proceso, y luego a otra fase más. Pero claro, los fiscales viven de eso", dijo el primer ministro. "Cuando un juez no ampara su tesis acusatoria, recurren, y si la apelación tampoco, van al Supremo. Para ellos es un oficio, para el ciudadano supone la destrucción de su vida y de la de su familia".

Inquieto porque cada día llegan nuevas revelaciones de arrepentidos de la mafia desde el proceso que se celebra en Palermo contra su mano derecha siciliana, Marcello Dell'Utri (condenado en primer grado a nueve años por asociación mafiosa externa), Berlusconi volvió a criticar al Constitucional por haber rechazado su ley de inmunidad: "Prácticamente la Corte ha dicho a los jueces rojos de Milán: reabrid la caza al hombre contra el primer ministro". Sus aliados trataron ayer de poner un poco de cordura. Gianfranco Fini, presidente de la Cámara, recordó que "cuando se hacen reformas, es preciso recordar que las instituciones son de todos", y añadió que Italia debe poner en marcha un "serio proyecto común de futuro".

En los últimos días, la tensión política no ha dejado de aumentar. Berlusconi ha optado por elevar el tono del choque institucional apelando a su legitimidad popular y azuzando a sus medios de comunicación contra todos sus adversarios, que son muchos.

El periódico de su familia, Il Giornale, ha atacado durante días al jefe del Estado, Giorgio Napolitano, y al Tribunal Constitucional. El jueves, un equipo de la televisión Canale 5 persiguió por las calles de Milán al juez que ha condenado a Fininvest a indemnizar con 750 millones a CIR, la empresa de Carlo de Benedetti. El magistrado fue rodado mientras esperaba su turno en el barbero, y ya dentro con la cara llena de espuma, mientras la locución repetía: "Vean qué estrafalario es este hombre". Hace unos días, Berlusconi pronosticó que los italianos iban a saber cosas "bonitas" sobre el juez que le condenó. Ayer, acusó a los programas críticos de la RAI de hacer un uso criminal de la televisión.

jueves, 15 de octubre de 2009

Berlusconi lanza una reforma judicial para frenar los procesos contra él

El País, 14 de octubre de 2009


Berlusconi lanza una reforma judicial para frenar los procesos contra él

A pesar de las bravuconadas de los últimos días ("me defenderé en los tribunales y en la televisión, los italianos verán de qué pasta estoy hecho"), Silvio Berlusconi no parece tener la más mínima intención de dejarse procesar. Piensa que los magistrados conspiran contra él desde hace 20 años por motivos políticos: "Son una fracción militarizada", ha dicho. Y para contrarrestar esa ofensiva, el primer ministro ultima ya una explosiva "reforma urgente en materia de justicia", destinada a "dar una lección" a los jueces y -aunque esto no lo dice-, a garantizarle por fin la soñada inmunidad.

Su ministro de Justicia, Angelino Alfano, justificó ayer la reforma desde Bruselas, y la calificó como "una prioridad para el país", negando que sea "una vendetta contra la decisión de Tribunal Constitucional de vetar la Ley Alfano", la ley de inmunidad preparada por el ministerio para evitar los procesos en curso contra el magnate de los medios de comunicación.

Una parte del corpus jurídico que cocinan Alfano y los letrados de Berlusconi debería ser aprobado en el Parlamento como ley de rango constitucional, ya que incide en el ordenamiento institucional. La idea principal es separar las carreras de jueces y fiscales, que hoy compaginan ambas funciones y se las intercambian. A Berlusconi nunca le ha gustado esa promiscuidad. A diferencia de otros países, en Italia la fiscalía es realmente autónoma del poder ejecutivo. Su plan prevé que haya oposiciones separadas, que el ministerio público se integre en la abogacía del Estado, y que no haya trasvases entre jueces y fiscales. Los cambios supondrían dividir el actual Consejo Superior de la Magistratura, y requerirían al menos un año de tiempo y el acuerdo de la oposición.

Muchos juristas están de acuerdo con esa propuesta. Bajo el actual sistema, Italia está lejos de ser un paraíso de la legalidad. Italia tiene la justicia menos eficaz de Europa, tras España, y figura en puesto 156 del mundo, tras Angola, Gabón y Guinea, según el informe Doing Business 2009. Solo el 30% de los procesos acaba con una sentencia, y solo el 15% con una condena.

"El sistema actual es un desastre", afirma el letrado romano Maurizio Calò, uno de los más de 20.000 abogados inscritos en la capital italiana (la mitad que en toda Francia). "Y la separación de las carreras sería buena si los fiscales siguieran siendo independientes del poder ejecutivo. Aunque no creo que Berlusconi permita eso".

Esa gran reforma irá acompañada de otras leyes menores, de aprobación ordinaria y más rápida, cuyo objetivo es entorpecer los procesos penales. La medida más urgente es quitar poderes a los jueces otorgando un perfil obligatorio a las peticiones de los abogados defensores. Los jueces no podrán negarse a admitir testigos, ni pruebas periciales, ni cambios de fechas. El consiguiente retraso de los procesos restringiría de hecho el tiempo de prescripción de los delitos.

Además, Berlusconi recuperará en breve el polémico proyecto de ley sobre escuchas telefónicas, que limitaría ese recurso a los delitos mafiosos, y que prevé penas de cárcel y multas millonarias para los periodistas y editores que publiquen las escuchas.

Una parte de la oposición piensa que, bajo la excusa reformista, Berlusconi elabora una nueva batería de leyes "a su medida" destinada a salvarle de sentarse en el banquillo. El líder de Italia de los Valores, Antonio di Pietro, afirmó ayer que "Berlusconi intenta poner en pie un nuevo sistema presidencialista y retocar la justicia para su uso y consumo". El ex juez añadió: "Mientras esté al frente no nos sentaremos a negociar ninguna reforma. Hacerlo sería como poner a Drácula al frente de las urgencias".

Según Di Pietro, que desde ayer está siendo investigado por la fiscalía por vilipendiar al jefe del Estado, Giorgio Napolitano, "Berlusconi quiere implantar otra vez el fascismo en Italia. Es prioritario mandarle a casa. Evasor fiscal, corruptor y dueño de una miríada de empresas en paraísos fiscales, utiliza las instituciones para arreglar sus pendencias judiciales".

domingo, 11 de octubre de 2009

Berlusconi: 'Soy el mayor perseguido de toda la Historia y todas las épocas'

El Mundo, 9 de octubre de 2009


Berlusconi: 'Soy el mayor perseguido de toda la Historia y todas las épocas'

"Soy el mayor perseguido de toda la Historia del mundo". Palabra de Silvio Berlusconi, quien se acaba de autoproclamar el gran mártir de la humanidad.

'Il Cavaliere' ha aprovechado la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para presentarse como una víctima de la Justicia y de los magistrados "rojos", después de que el miércoles el Tribunal Constitucional invalidara la ley que le concedía inmunidad legal. Porque según Berlusconi, los 106 sumarios que a su decir los jueces han abierto contra él a lo largo de los años y los dos que aún tiene por delante responden a un complot para desprestigiarlo.

"Me han abierto todas esas causas porque soy el primer ministro y represento un dique para la izquierda italiana", señalaba. "Soy, con diferencia, el mayor perseguido por la magistratura de toda la historia y de todas las épocas del mundo, dado que siempre he sido absuelto y que en dos casos los delitos habían prescrito. Llevo gastados 200 millones de euros en jueces, digo en abogados", se corregía rápidamente.

Un lapsus que para los freudianos puede resultar muy significativo, dado que en 2004 el Tribunal de la Primera Sección Penal de Milán consideró probado que 'Il Cavaliere' había tenido en nómina al juez Renato Squillante, pero no pudo condenarle porque el delito había prescrito.

Pero Berlusconi no sólo es el mayor perseguido de la Historia. "Soy el mejor presidente de siempre", respondía al ser interpelado por un periodista extranjero sobre la posibilidad de que renuncie a su cargo, algo que descartaba categóricamente.

Y, como siempre, no faltaron los ataques a la prensa. Sobre todo, a la prensa extranjera. La cosa fue tan delirante que Berlusconi llegó al extremo de identificar los ataques contra él como ataques contra toda Italia. "Cuando los corresponsales extranjeros difaman la primer ministro, están difamando a toda Italia", se descolgó.

Pero también se despachó a gusto contra 'Il Corriere della Sera', el principal periódico del país y considerado tradicionalmente como el rotativo del establishment italiano. "El Corriere, de ser el periódico conservador de la buena burguesía italiana, se ha convertido en un periódico de izquierdas. Es algo que lamento enormemente", continuaba.

Y, por supuesto, 'Il Cavaliere' volvió a arremeter contra el presiente de la República, Giorgio Napolitano, y contra el Tribunal Constitucional, a los que acusó de ser parte del complot de la izquierda. "Napolitano ha sido un protagonista de la izquierda y no debe ofenderse por ello, no creo que se ofenda porque es así. Como es así que el Trbunal Constitucional es un órgano político".

viernes, 9 de octubre de 2009

Berlusconi acusa a los 'jueces rojos' de 'utilizar la justicia como forma de lucha política

El Mundo, 8 de octrubre de 2009


Berlusconi acusa a los 'jueces rojos' de 'utilizar la justicia como forma de lucha política

Silvio Berlusconi acusó este miércoles a los magistrados del Tribunal Constitucional de ser "de izquierdas", después de que los 15 jueces de la alta corte invalidaran la ley que otorgaba inmunidad a los cuatro altos cargos del Estado. El primer ministro italiano aseguró que esperaba ese dictamen.

Berlusconi hizo estas declaraciones tras conocerse la decisión del Tribunal, adoptada con 9 votos a favor y 6 en contra. El 'Cavaliere' afirmó que seguirá adelante hasta que se agote la legislatura "con o sin" la norma conocida como 'lodo Alfano', que hasta ahora había paralizado los procesos judiciales en los que está inmerso el primer ministro.

"Con once jueces de izquierdas era imposible [que ratificaran la ley]", manifestó el mandatario transalpino, que denunció que éstos fueron elegidos por tres jefes de Gobierno de la izquierda. Para el primer ministro conservador, todos los procesos en los que está implicado "son auténticas farsas".

"Tenemos a una mayoría de magistrados 'rojos' muy bien organizados, que usan la justicia como forma de lucha política", apuntó Berlusconi, añadiendo que Italia cuenta con una "Corte que no es un órgano de garantía, sino un órgano político". "El 72% de la prensa es de izquierdas, todos los programas de debate e investigación de la televisión pública, pagada con el dinero de todos, son de izquierdas. El jefe del Estado sabéis de qué parte está", declaró el primer ministro, en alusión al pasado comunista del presidente de la República, Giorgio Napolitano.

Asimismo, el magnate italiano comentó que este tipo de sucesos le dan energía y vitoreó "¡Viva Italia!¡Viva Berlusconi!", fiel a su peculiar estilo, que también le ha llevado a decir en la inauguración de una exposición sobre retratos de santos europeos: "Aquí falta San Silvio de Arcore, que ha hecho mucho por Italia".
La oposición pide dimisiones

Mientras, la oposición pidió al primer ministro que acate la decisión. La dimisión del primer ministro ha sido reclamada de forma abierta sólo por el líder de Italia de los Valores (IDV), Antonio Di Pietro. "Que se vaya Berlusconi", dijo sin medias tintas el ex juez anticorrupción, precisando que la ley declarada inconstitucional "es un ejemplo de inmoralidad". Dirigentes de IDV insistieron en la necesidad de volver a las urnas, lo que rechaza de pleno la coalición conservadora en el poder.

El Partido Demócrata (PD), el más importante de la oposición, manifestó por boca de su líder, Dario Franceschini, que el Constitucional sólo reiteró el principio de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley: "No puede haber excepciones, ni siquiera para los poderosos".

Los conservadores cerraron filas alrededor de Berlusconi, comenzando por su aliado Umberto Bossi. Antes de conocer la sentencia, el líder de la Liga Norte y ministro para las Reformas amenazó con sacar "al pueblo" a la calle si el Constitucional tiraba por tierra el 'lodo Alfano'. "Iremos a la guerra", llegó a amenazar Bossi.

jueves, 8 de octubre de 2009

Berlusconi: "Los italianos verán de qué pasta estoy hecho"

El País, 8 de octubre de 2009


Berlusconi: "Los italianos verán de qué pasta estoy hecho"

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha dicho hoy que no dimitirá tras la sentencia del Tribunal Constitucional que ha invalidado la ley de inmunidad de los cuatro altos cargos del Estado. "El Gobierno continúa serenamente, con más ganas si cabe, ya que se considera absolutamente indispensable para la democracia y para el bienestar del país", ha asegurado a Radio Rai al comentar la decisión del Constitucional, que ha derogado la ley conocida como Laudo Alfano, que impedía que prosiguieran los juicios que tiene pendientes.

Berlusconi ha añadido que ha gobernado sin esa ley desde 2001 a 2006 "y continuaremos" haciéndolo sin ella."Me defenderé más veces en los tribunales y expondré al ridículo a los acusadores mostrando a los italianos de qué material están hechos", ha afirmado el primer ministro, que ha entrado en el programa radiofónico. "Y también verán de qué pasta estoy hecho", ha sentenciado.

El presidente de la Cámara, Gianfranco Fini, ha dicho esta mañana que apoya a Berlusconi pero que el primer ministro "no puede olvidar su deber constitucional de respetar al Tribunal Constitucional y al Jefe del Estado". Por su parte, Antonio Di Pietro, líder de Italia de los Valores, ha pedido la dimisión de Il Cavaliere "por razones técnicas y no por odio personal". De Pietro cree que además Berlusconi ha obtenido un resultado que le sirve para ganar tiempo: "Evitó ser juzgado en el caso Mills por el tribunal que condenó al abogado británico y ahora el proceso deberá recomenzar desde el principio por lo cual no dará tiempo a terminar antes de que prescriba el delito".

"Viva Berlusconi"

La sentencia de ayer fue festejada por muchos lectores en las webs como un acto de dignidad que devuelve la credibilidad al país. No opinó lo mismo, ciertamente, el único perjudicado de la decisión. Berlusconi, saliendo del palazzo Grazioli, no se pudo contener y lanzó la siguiente arenga a las cámaras: "Yo sigo adelante. El Tribunal está politizado. Es de izquierdas y no es un órgano de garantía sino un órgano político. Debemos gobernar cinco años con o sin Laudo. Nunca creí en él porque una Corte Constitucional con 11 jueces de izquierdas es imposible que aprobara todo esto".

Luego, atacó a los periódicos de izquierda, a los programas de televisión de izquierda, e incluso al jefe del Estado, "que ya sabéis de qué parte está", dijo. Napolitano replicó que él es absolutamente imparcial y está de la parte de la Constitución. Para concluir, el primer ministro dijo: "A mí estas cosas me potencian. Seguimos adelante. Viva Berlusconi".

Contra Napolitano

Horas después, Il Cavaliere intervino en directo en el programa de la RAI Porta a porta, donde criticó de nuevo al presidente de la República, Giorgio Napolitano. "Él había garantizado con su firma que la norma era válida pero después no ha influido en los jueces de izquierda para que dieran el visto bueno a la ley", denunció.

miércoles, 7 de octubre de 2009

El abogado de Berlusconi: "La ley es igual para todos, no su aplicación"

El País, 7 de octubre de 2009

El abogado de Berlusconi: "La ley es igual para todos, no su aplicación"


El Tribunal Constitucional italiano empezó a debatir ayer, bajo enormes presiones del Gobierno y sus medios y rodeado de gran expectación nacional e internacional, la ley conocida como Laudo Alfano, diseñada por los abogados del primer ministro, Silvio Berlusconi, para bloquear los procesos penales que pesan sobre el magnate milanés.

La ley fue aprobada a toda prisa por el Parlamento el año pasado, sólo 25 días después de la tercera investidura de Berlusconi. Todo apunta a que la decisión final del Tribunal se conocerá pronto. Cinco de los 15 jueces de la corte tienen previsto viajar el jueves a un congreso internacional.

La audiencia pública se celebró en una sala abarrotada de periodistas, y los protagonistas del día fueron los tres letrados -y a la sazón parlamentarios- que defienden los intereses de Berlusconi, Niccolò Ghedini, Gaetano Pecorella y Piero Longo; además del abogado del Estado, Glauco Nori, que representó a la presidencia del Gobierno.

En sus alegatos, los cuatro ofrecieron variopintos argumentos jurídicos y políticos para defender la inmunidad. Niccolò Ghedini afirmó que "la ley es igual para todos, pero no su aplicación", y citó como ejemplos "las normas sobre delitos ministeriales, en los que la ley ordinaria distingue al ciudadano común del ministro". Además, sacó a colación las normas reservadas a aquellos que cometen delitos mientras ejercen de funcionarios o trabajan en las Fuerzas Armadas.

La idea subyacente de la defensa es que Berlusconi, Il Cavaliere, está "por encima" de los demás parlamentarios, ministros y conciudadanos, ya que cumple una delicada responsabilidad ejecutiva. Pecorella insistió en ese concepto, señalando que Berlusconi no es un "primus inter pares" entre los parlamentarios, sino un "primus supra pares", ya que según la nueva ley electoral -el elector solamente vota por el líder de la lista- es el "único que recibe su legitimidad de la voluntad popular".

No menos original es la tesis de Longo, según la cual un alto cargo del Estado no puede hacer al mismo tiempo de acusado en un juicio -frase que si se formulara al revés resolvería de golpe todos los problemas-. "Dado el difícil sistema geopolítico en el que vivimos", afirmó Longo, con numerosas citas internacionales en la agenda del primer ministro, sería para éste "imposible desarrollar a la vez su trabajo y tutelar su derecho a defenderse". Longo recordó que el Laudo Alfano ha recogido todas las indicaciones de la sentencia de 2004 en la que la Corte Constitucional tumbó el precedente Laudo Berlusconi, llamado entonces Schifani-Maccanico.

Antes de escuchar a la defensa, los altos magistrados, entre los que figuran dos -Luigi Mazzella y Paolo Maria Napolitano- que cenaron con Berlusconi y su ministro de Justicia, Angelino Alfano, en casa del primero antes del verano, denegaron la participación en la audiencia a la fiscalía de Milán, que interpuso dos de los tres recursos de inconstitucionalidad que ha suscitado la ley. El representante de la fiscalía, Alessandro Pace, abandonó preocupado el palacio diciendo: "Lo veo mal. Creo que esta vez el Tribunal legitimará esta ley ad personam".

En realidad, aunque la inmunidad sería aplicable a los cuatro altos cargos del Estado -presidentes de la República, Senado y Cámara, primer ministro-, Berlusconi es su único destinatario posible, pues es el único que tiene causas pendientes con la justicia.

La semana pasada, otro hipotético beneficiario, el presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini, renunció a su inmunidad para que siguiera adelante una querella por difamación interpuesta por un ex fiscal, y éste retiró la querella apreciando el gesto democrático de Fini, que de paso dejó solo ante la historia a su todavía aliado del Pueblo de la Libertad.

La abogacía del Estado, muy criticada estos días por haber defendido el laudo con razones políticas y no jurídicas, negó que hubiese intentado condicionar al tribunal al presentar su memoria. En ella, el abogado hablaba de posibles daños irreparables, e invocó la serenidad del primer ministro y el riesgo de dimisión de Berlusconi si la ley no es aprobada. Según dijo Nori, el laudo es "seguramente un daño jurídico, pero un daño menor para el Estado si se compara con el que se produciría si el primer ministro fuera procesado mientras ejerce como tal".

La dramática pantomima se resolverá en las próximas horas. Sea cual sea el resultado, una sensación sobrevolaba ayer el Palacio de Justicia: el millonario Berlusconi y sus millonarios picapleitos se las apañarán para contrarrestar lo que venga y salir indemnes.

lunes, 5 de octubre de 2009

Declaran a Berlusconi 'corresponsable' por un caso de corrupción

El Mundo, 5 de octubre de 2009


Declaran a Berlusconi 'corresponsable' por un caso de corrupción

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha sido declarado "corresponsable" de corrupción en la lucha de su empresa Fininvest por el control de la editorial Mondadori en los años 90.

"Es corresponsable en el caso de corrupción, como consecuencia lógica del principio de responsabilidad civil" como directivo de la compañía, según explicó el juez según los detalles de la sentencia que se han conocido hoy. Ante estas informaciones, la oficina del jefe del Gobierno aún no ha comentado la decisión.

Este sábado ya se hizo pública la condena de un tribunal civil de Milán a Berlusconi a pagar 750 millones de euros en concepto de resarcimiento por los daños patrimoniales causados al conglomerado CIR en la lucha por el control de la editorial Mondadori.

Según informó el conglomerado de compañías italianas (CIR) en una nota de prensa, Fininvest deberá hacer efectiva esta cantidad de dinero (en concreto 749.955.611,93 euros) en concepto de "pérdida de oportunidades" por parte del conglomerado italiano en un juicio considerado "imparcial".

Los hechos se remontan a los años 90, cuando el grupo de Berlusconi y el del empresario italiano Carlo de Benedetti, ambos accionistas de Mondadori en la época, recurrieron a un tribunal para que decidiera quién tenía derecho a quedarse con las acciones de la familia Formenton, herederos del histórico dirigente de la editorial, Arnoldo Mondadori, que daban el control de la empresa.

El 20 de junio de 1990, el tribunal decidió que el acuerdo al que De Benedetti había llegado con la familia antes de que ésta cambiara de opinión a favor de Berlusconi era el que tenía validez, decisión que fue recurrida posteriormente por Fininvest, a quien un juzgado de Roma dio la razón en 1991.

Posteriormente el caso se reabrió por la vía penal para averiguar si había habido irregularidad en el proceso. El ex abogado del primer ministro, Cesare Previti, fue condenado en 1997 a un año y seis meses por sobornar a uno de los jueces que se hicieron cargo del asunto, mientras que Berlusconi salió indemne.

Mesiano indica en la sentencia con la que condena a pagar a Fininvest que es "absolutamente impensable" que el que era representante legal del grupo no supiera del ingreso de una cantidad de dinero utilizado para sobornar a un juez y que concediera a la sociedad de Berlusconi el control de la editorial.

Este asunto se ha convertido en un nuevo escándalo que sumar a los muchos frentes que Berlusconi tiene abiertos en Italia y por los que su partido, el gobernante Pueblo de la Libertad (PDL), denuncia una auténtica campaña de acoso y derribo contra el político por la que pretenden manifestarse en la calle.

Los periódicos italianos 'Il Messaggero' y 'La Stampa' reproducen declaraciones que el primer ministro ha hecho a sus allegados, en las que confiesa que le dan ganas de abandonar Italia, pero que no tirará la toalla.

domingo, 4 de octubre de 2009

La prensa italiana, contra la mordaza

El Mundo, 3 de octubre, de 2009


La prensa italiana, contra la mordaza

Italia alza su voz, en plena democracia, por la libertad de prensa. No es habitual que los periodistas se reúnan junto a otras organizaciones y ciudadanos para protestar. Hoy lo harán por los riesgos y limitaciones que se han visto obligados a afrontar en los últimos meses. La convocatoria en la Piazza del Popolo de Roma, encabezada por la FNSI (Asociación Nacional de Prensa Italiana), es un clamor contra la complicada situación que atraviesa este colectivo. Lo explica el Secretario General de FNSI, Franco Siddi: "Defendemos el derecho de los ciudadanos a una información leal y completa sin mandos por parte de quien tiene el poder político". Y el presidente de la asociación, Roberto Natale, añade: "Será un momento para debatir sobre los problemas que afectan al mundo del periodismo entero, de manera autónoma, sin tomar parte de tal partido político o de tal otro". El eslogan del evento es "Información, no a la cadena", en aras del "deber de informar de los periodistas y el derecho de saber por los ciudadanos".

Freedomhouse, la organización independiente que vela por la democracia, coloca a Italia como "parcialmente libre" en su informe de este año. Es la única, junto a Turquía, en la Europa occidental. En junio, el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de ley sobre las escuchas telefónicas. Se prohíbe su publicación, incluso la que no estén bajo el amparo del secreto de investigación policial. Si algún periodista violara esta norma, se arriesgaría a 30 días de cárcel y 10.000 euros de multa. Para llegar a ser ley, deberá ser aprobada también por el Senado. Pero los periodistas se levantan ya porque limitará la crónica judicial. Aunque el código deontológico de los periodistas y la ley italiana ratifiquen su derecho. La protesta se queda latente.

Los desencuentros de Berlusconi con la prensa vienen de antaño, desde el primer momento que entró en política. Él es propietario del grupo editorial Mediaset, los tres canales televisivos (Rete4, Canale5, Italia1) que junto a la Rai (la televisión pública) componen el panorama audiovisual del País Transalpino. El así llamado 'conflicto de intereses' se produce cuando el Cavaliere llega a primer ministro. Porque quien cubre la jefatura de Gobierno, tiene el derecho de elegir los directores de Rai. Entonces, el riesgo real es que todos los telediarios sean controlados por la misma parte.

Y considerando que los telediarios, según un estudio de la agencia Ipsos, son el medio informativo elegido por el 54% de los italianos, se podría producir una información parcial. Italo Bocchino del partido de derecha Pdl (Popolo della Libertà) afirma: "Si existiera el 'conflicto de intereses', la izquierda lo habría resuelto cuando gobernaba" y además añade: "No se produce desequilibrio porque son más los programas de información de izquierda que los de derecha". Dario Franceschini del partido de izquierda Pd (Partito Democratico) responde admitiendo que "Fue un error no acabar con el problema cuando tuvimos la ocasión", pero continúa "Los programas de información sufren presiones y dificultades hasta no poder ser libres".

La protesta

Los juristas Cordero, Rodotà y Zagrebelsky han escrito un manifiesto que denuncia que las palabras de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 están en peligro: "Buscar, recibir y difundir informaciones e ideas sin consideración de fronteras y por cualquier medio de transmisión". El manifiesto ha sido publicado por la edición digital de la 'Repubblica' y ha sido suscrito por 450.000 personas. Entre ellas, hay también figuras del panorama artístico y cultural italiano, como el premio Nobel Dario Fo: "En la democracia la libertad de prensa debería traducirse en el derecho de profundizar y comparar -explica- derecho que en Italia es cada día más atacado".

Berlusconi responde a la polémica: "Afirmar que no hay libertad de prensa en Italia es algo antiitaliano y difamatorio. El problema es que estamos rodeados por embusteros".

martes, 29 de septiembre de 2009

El Gobierno italiano podría suprimir un programa que invitó a Patrizia D'Addario

El Mundo, 27 de septiembre de 2009


El Gobierno italiano podría suprimir un programa que invitó a Patrizia D'Addario

El Gobierno, apoyado por la mayoría, amenaza con eliminar un programa de televisión que tuvo como invitada el jueves a Patrizia D'Addario, la prostituta que reconoció haber pasado una noche con el primer ministro Silvio Berlusconi.

"La libertad de prensa no es libertad de insultar" al presidente, ha dicho el ministro encargado de Comunicación, Claudio Scajola, citado en la prensa y que solicita la apertura de una investigación interna de la RAI sobre el programa.

"La RAI, sus dirigentes y los periodistas tienen el deber de ofrecer emisiones objetivas e imparciales", explica el ministro, para quien este tema es parte de una campaña de "los medios de comunicación sobre la base de la infamia y la suciedad".

Titulado 'Annozero' y moderado por el periodista Michele Santoro -expulsado en 2002 de la televisión pública por hacer, según Berlusconi, un "uso criminal" de la cadena-, el 'talk show' tiene en como clave de su éxito haber aplicado la irreverencia al debate político.

"Estas emisiones no pueden complacer a todos, pero es importante que existan. Esta pluralidad de los programas representa la diferencia fundamental entre la televisión y la televisión pública estatal", ha recordado el presidente de la RAI, Garimberti Paolo.

Silvio Berlusconi está sumido desde hace meses en escándalos que la prensa ha ido publicando y que incluyen hasta relaciones con menores y protitutas.

La polémica emisión de 'Annozero', emitida el jueves y que ha desatado la ira del 'Cavaliere', superó su propio récord de espectadores con casi 5.600.000 de espectadores y una cuota de casi el 23%.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Berlusconi amplía la amnistía fiscal a todos los delitos por evadir impuestos

El País, 24 de septiembre de 2009


Berlusconi amplía la amnistía fiscal a todos los delitos por evadir impuestos

El Senado italiano aprobó ayer una enmienda al decreto de amnistía fiscal que en esencia alarga esa amnistía a todos los delitos societarios y fiscales, entre ellos el uso de facturas falsas, la ocultación y la evasión de capital. La oposición, escandalizada, mostró carteles como "Gobierno anti-italiano" o "Los mafiosos y los evasores os dan las gracias", y abandonó el aula en señal de protesta contra la medida aprobada por el Gobierno de Silvio Berlusconi.

La Asociación Nacional de la Magistratura mostró su "preocupación" por los efectos del decreto, ya que, a su juicio, supondrá "amnistiar a todos aquellos que han estafado al fisco italiano o cometido delitos económicos graves y muy extendidos, penados con hasta seis años de cárcel, y que son, por su propia naturaleza, muy difíciles de perseguir. El Estado renuncia al castigo en todos los casos y sin fijarse siquiera en la cantidad no declarada".

La ampliación del decreto ley, concluyó la ANM, tendrá como resultado "la impunidad de quien ha obtenido beneficios violando la ley, y minará la confianza de los que han actuado respetando las leyes".

La enmienda ofrece la posibilidad de sanar con una multa del 5% todos los delitos fiscales y económicos cometidos con el fin de engañar al fisco y transferir el dinero al extranjero, pero deja además sin efecto temporal las penas estipuladas contra el fraude fiscal, la emisión y uso de facturas falsas, las declaraciones trucadas, la ocultación de fondos e incluso la llamada "estafa en carrusel".

Los arrepentidos tendrán un plazo de tres meses para acogerse a la amnistía: hasta el 15 de diciembre próximo. Todos los caudales recuperados con el escudo pasarán a engrosar un fondo que gestionará directamente la Presidencia del Gobierno.

La mayoría conservadora, por boca de su portavoz, Maurizio Gasparri, defendió el escudo fiscal diciendo que es la "única posibilidad" de que entren nuevas remesas de dinero en el país y de realizar inversiones para la "familia, la escuela o la universidad". "La izquierda critica, pero no aporta alternativa salvo subir los impuestos. Ellos tienen un gran amor a las subidas de impuestos, nosotros no", añadió. La oposición replicó: "Es más honesto el cartel de Medellín".

El texto irá ahora a la Cámara de los Diputados, donde debe ser aprobado antes del 3 de octubre. El presidente de la República, Giorgio Napolitano, señaló que valorará en su debido momento las modificaciones aportadas por el Gobierno.

Una disposición adicional al decreto ha provocado especial curiosidad. Es la que autoriza también a los herederos a solicitar la repatriación de capitales situados en el extranjero. La precisión parece señalar a la disputada herencia del difunto Gianni Agnelli, patrón de FIAT. Su hija Margherita sostiene que su padre tenía 2.000 millones de euros en un banco suizo que le fueron sustraídos por su madre en el reparto de la herencia. Ahora, el Gobierno le da la posibilidad de reclamarlos.

martes, 22 de septiembre de 2009

"No será la Iglesia la que acabe con Berlusconi"

El País, 18 de septiembre de 2009


"No será la Iglesia la que acabe con Berlusconi"

Con sus inseparables pitillos, y su joven ayudante Annalisa dándole café con mucha azúcar, el escritor siciliano Andrea Camilleri mantiene a los 84 años una rapidez mental y una memoria envidiables. Ahí está la rabia, su vieja rabia comunista, que él sigue reivindicando como antídoto moral para su país, esta Italia que pese a todo vota y admira a Silvio Berlusconi, y que, afirma, "ama al bufón delirante porque refleja lo peor de cada uno y suscita esa envidia que todo italiano siente hacia las motocicletas que no cumplen ni una regla del código". En esta entrevista, realizada ayer en su casa, el maestro de la novela negra dibuja la oscuridad del panorama político italiano.

Pregunta. Toda Europa habla de Berlusconi, los italianos callan.

Respuesta. Es inquietante ese silencio. Llevamos tiempo en la fase de suplencia. La política ha sido sustituida por la magistratura, y con la oposición pasa lo mismo: como no está, la han sustituido dos periódicos (La Repubblica y L'Unità) y un canal de televisión (RAI 3). Todos los demás callan. Así que habla la prensa extranjera, que ha suplido a la nuestra en esta fase de emergencia de nuestra democracia.

P. ¿Realmente es una emergencia?

R. Claro que lo es. Antes Italia era solo una anomalía, ahora no hay pesos y contrapesos, cuerpos y anticuerpos, la enfermedad Berlusconi se ha extendido y no encuentra resistencias. Estamos enfermos mental, política, económicamente y sobre todo en cuanto a las costumbres: domina la inmoralidad.

P. Algunos dicen que se ha cumplido el plan de la logia P2...

R. No ha tenido éxito del todo, pero sí en gran parte. Las ideas de sus fundadores sobreviven en el hombre que conquistó el poder. Es una clonación, pero el ADN es común. La organización fue desmantelada, las ideas están vigentes.

P. ¿Cree que el Partido Democrático es una alternativa real?

R. Nunca quise adherirme, es un monstruo de dos cabezas. Es bonito que haya pluralidad de voces en un partido, pero cuando los fines son comunes. Aquí tenemos a los ex comunistas del PCI con el Opus Dei. Una convivencia difícil. La reunión de estos días entre Rutelli (PD) y Fini (PDL) confirma, creo yo, el final del PD. Los ex democristianos quieren huir. Y en el otro campo, Fini quiere abandonar a Berlusconi. La mayonesa se cortó.

P. ¿Así que la esperanza es... exiliarse con Obama?

R. Lo malo es que igual cuando llegas ya se lo han cargado. Tiene la gran desventaja de ser negro: lo pueden asesinar fácilmente. Y no bromeo.

P. ¿Por qué se dice que no hay prensa libre en Italia? Según Berlusconi, la RAI es la única televisión pública que critica al Gobierno.

R. Berlusconi dice que él no es un dictador porque los dictadores censuran y cierran los periódicos. Él no los cierra porque no puede. Pero censura. Hace años echó a varios periodistas de la RAI, hace poco dijo que Paolo Mieli (Corriere della Sera) y Giulio Anselmi (La Stampa) debían cambiar de oficio y en unas semanas habían cambiado. Y luego está la peor censura, la autocensura, el miedo de los periodistas a hacerse daño a sí mismos. Hay tanto miedo que uno casi prefiere leer a Vittorio Feltri (director de Il Giornale), al menos es claro, sabes lo que tienes enfrente. A los otros no se les entiende nada.

P. ¿Cómo empezó a cocerse el berlusconismo?

R. Cuando nadie se lo podía esperar, del proceso Manos Limpias surgió un político que encarnaba justamente la corrupción que se quería combatir. Ahí se vio la capacidad genial de Berlusconi para presentarse como lo contrario de lo que es. Ahorase muestra como es de verdad: insulta a los periodistas, a los adversarios, les llama farabutti (canallas), coglioni (capullos, gilipollas)... ¿Dónde se ha visto un primer ministro que insulte?

P. Les llama sobre todo comunistas.

R. Nunca logrará que yo reciba esa palabra como un insulto. Y solo revela un cosa: está enamorado del fascismo, pero es peor que los fascistas porque algunos fascistas han evolucionado. Por eso dijo que Mussolini mandaba a los periodistas críticos de veraneo. ¿No sabe que Amendola fue golpeado hasta la muerte, que los hermanos Rosselli fueron asesinados en el exilio, que Gramsci murió tras años de cárcel? ¿No sabe que los comunistas italianos firmaron los Pactos Lateranenses con De Gasperi, que trajeron la democracia con la Resistencia, que bloquearon las vendettas contra los fascistas?

P. Si agita el fantasma del comunismo será porque le es útil.

R. Claro que lo es. Los italianos se lo creen porque no tienen memoria. Los italianos solo se acuerdan de su pueblo porque tenía un equipo que jugaba partidos contra el pueblo de al lado. Si a un italiano le preguntas qué pasó en 1928, te dice la alineación del Inter de ese año, pero no que llegó el fascismo porque eso no lo sabe.

P. ¿Cree que al no haber habido guerra civil subsiste un conflicto larvado, no resuelto?

R. El Movimiento Social Italiano se creó seis meses después de acabar la II Guerra Mundial. 18 meses más tarde, ya tenían diputados en el Parlamento. En el 45 llegué a Roma y había pintadas que decían: "Devolvednos al cabezón". ¡Querían a Mussolini otra vez! Recuerdo un artículo fabuloso de Herbert Matthews, periodista de The New York Times. Decía: "No habéis matado al fascismo realmente, y es una enfermedad que sufriréis durante décadas, reaparecerá en formas que no reconoceréis". Aquí estamos, preguntándonos si Berlusconi es fascista o no.

P. Pasolini también profetizó algo así.

R. Pasolini era discutible al opinar de sí mismo; pero su percepción sobre los otros era absolutamente aguda. Él y Sciascia son las dos grandes conciencias civiles que nos faltan. Siento una necesidad monstruosa de ellos.

P. Nada dura para siempre...

R. La escasa audiencia de Porta a Porta la otra noche ha sido una alegría. Asoma una esperanza. Un imbécil ha escrito en 'Il Giornale' que mi sueño es ver a Berlusconi colgado como a Mussolini. Es al revés, lo que más temo es que muera o que acaben con él los jueces. Lo que quiero es que dure, que los italianos beban de este cáliz hasta que vomiten. Así sabrán lo que es y acabará. Si no, se hará el mártir. Espero sobre todo que resucite la moralidad, porque ahora rige la moral del vespino. El vespino va por prohibido y nadie dice nada; cruza en rojo y nadie dice nada, sube a la acera y nadie dice nada. Los italianos miran al vespino y piensan: "¡Virgen, qué bonito sería ser ese vespino y no cumplir ni una regla!" Y no hablo ya de escorts, ni de velinas, hablo solo de vida cotidiana.

P. ¿Por qué aman tantos italianos a Berlusconi?

R. Porque se miran en su espejo y son iguales. Impera una mala educación insoportable. El otro día, un conductor le gritó a mi mujer: "¡Burra!". Y yo le dije: "Sigue a ese coche, síguelo". ¿Por qué?, dijo ella, me ha insultado. ¡Sí, pero te ha llamado burra y no puta, le quiero conocer, es un clásico, síguelo!

P. En ese sentido, Verónica Lario es un ejemplo de civismo feminista, aunque fue catalogada como "velina ingrata" por Feltri.

R. Nunca fue una velina, era una actriz de teatro y bastante dotada. Es una mujer ofendida que no puede más, que no puede hablar con su marido y decide hacerlo a través de los medios. Mi mujer si hago algo parecido me habría tirado por la ventana. Lo ofensivo es el exhibicionismo de Papi, tan poco serio. Eres un abuelo de 72 años, si quieres hacerlo hazlo discretamente, sabiendo lo que eres. Además, menuda figura. Si dices que frecuentas menores, en fin, es horrible, pero escorts...

P. Dice que nunca ha pagado.

R. Hace pagar a los amigos, es todavía peor. Calígula, Nerón, tenían una grandeza... Quemaban Roma, en fin. Esto es tan mezquino que asusta. No enciende ni una cerilla.

P. ¿Cree que Italia puede resistir cuatro años más así?

R. No creo, estamos al borde de una implosión. Fini, quizá por puro calambur, persigue una finalidad, alejarse de él. Dice cosas justas, laicas, modernas. Una derecha finalmente respetable. Desde el otro lado de la barricada, le deseo sinceramente que lo consiga.

P. ¿No cree que la Iglesia prefiere a Berlusconi?

R. Desde luego: 'pecunia non olent', el dinero no huele. Puedes atacar la virginidad de María, negar el santo sepulcro, ellos te meten en el Índice y tu vendes más libros. Pero si les dices que les quitas dinero de los colegios se enfadan. El dogma absoluto de la Iglesia es el dinero, la exención fiscal. Conozco en Roma un cine porno que está a nombre del Vaticano... Basta con no tocar el dinero del Santo Padre. El Vaticano dicta la ley en Italia, y nunca lo ha hecho tanto como ahora. Pero el Papa disimula como Zapatero: asisten al delirio de Berlusconi en directo y dicen: "No puedo hablar porque soy extranjero". Y si luego algún obispo dice algo, hace como Berlusconi con Feltri: "Me disocio, me disocio". No, no será la Iglesia quien acabe con Berlusconi. Espero que lo hagan los ciudadanos.

domingo, 20 de septiembre de 2009

“Ha perdido el sentido de la medida, es un caso clínico”

El País, 20 de septiembre de 2009


“Ha perdido el sentido de la medida, es un caso clínico”

El actor y dramaturgo Dario Fo (Sangiano, Lombardía, 1926) no aguanta más. Hablando por teléfono desde su casa de Milán, al premio Nobel de Literatura de 1997 se le nota harto, ahíto de berlusconismo, casi avergonzado porque su país se haya convertido en “el hazmerreír del mundo” gracias, dice, a “los espectáculos y las mentiras” de un presidente del Gobierno que “está completamente lleno de sí, se siente sagrado e intocable, y ha perdido definitivamente la cabeza”.

Pregunta. ¿Cómo definiría esta fase de la historia de Italia?

Respuesta. Estamos viviendo uno de nuestros periodos más oscuros. Cada día asistimos a grandes acontecimientos. Esta semana, por ejemplo, Berlusconi ha representado una ópera bufa en televisión. Decidió cambiar de hora y de día dos programas de debate político para que nada estorbara su show personal en Porta a Porta. El resultado fue que la emisión tuvo la audiencia más baja de su historia. Es una buena señal. De tanto repetir mentiras increíbles, la gente ya no se cree nada.

P. Él dice que ha cumplido la promesa de entregar en septiembre las primeras casas a las víctimas del terremoto.

R. Pura propaganda. Las casas que entregó el lunes las ha construido la provincia de Trento y las ha pagado Cruz Roja, no el Gobierno, y él ha intentado engañar a la gente. Llegados a este punto, sólo hace falta dejarle hacer. Está lleno de sí y de su prosopopeya, se cree sagrado e intocable, ha perdido totalmente la cabeza.

P. ¿Lo piensa realmente?

R. No hay duda, porque lo hemos visto y oído de su propia boca: está enfermo de sexo, de erotismo y de ganas de mandar. Ha perdido el sentido de la medida e insulta a todos, se querella contra todos, es un caso clínico. Debería estar en una clínica y no en el palacio del Gobierno. Está arruinando la relación con sus propios aliados y todavía dice que tiene un 65% de popularidad, aunque la gente cambia de canal para no verle. Los sondeos son su última fantasía. Debe encargar uno cada día.

P. ¿Cómo se explica que los votantes católicos sigan aguantando?

R. La jerarquía de la Iglesia tampoco es creíble, pero las bases católicas están hartas y han protestado en silencio, les han dicho a los obispos que no pueden callar. Con la excusa de que el Vaticano es un Estado extranjero, no han tomado posición. Incluso han aceptado la dimisión del director de Avvenire [diario de la Conferencia Episcopal Italiana ], y eso indica que están compinchados. No podemos olvidar que está en medio el concordato fascista, que vierte mucho dinero del Estado a la Iglesia.

P. Se habla de Calígula, de Nerón… ¿A qué personaje histórico se parece Berlusconi?

R. Se parece a San Ambrosio, el patrón de Milán. Vivió un periodo histórico absurdo, un imperio que se iba destruyendo día a día. Hay emperadores que se derrumban y huyen, y hay otros que vuelven y se hacen elegir por los votantes. Ahora asistimos a un clima de fin de imperio. Vemos que hay grupos nuevos que se están preparando para el futuro, vemos chantajes... Pronto llegaremos al veneno.

P. ¿No cree más bien que el veneno está fluyendo ya libremente?

R. En algunos casos sí, pero todavía andamos en la fase de la comedia, como hemos visto en la historia de Il Giornale [el periódico de la familia Berlusconi]. El director anterior dijo que se iba porque no quería ir más allá, Berlusconi puso a otro al frente, cuando éste ataca a sus enemigos Berlusconi dice que él no tiene nada que ver… Hay una comedia de Goldoni, El mentiroso, que le va como un guante. Solo habría que arreglarla un poco.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Berlusconi se enfrenta ahora a los magistrados

El Periódico, 10 de septiembre de 2009


Berlusconi se enfrenta ahora a los magistrados

La Asociación Nacional de los Magistrados italianos (ANM) expresó ayer su «indignación» contra Silvio Berlusconi, que había criticado a las fiscalías que investigan crímenes mafiosos. La denuncia ha coincidido con la publicación por parte del Corriere della Sera de los interrogatorios judiciales de Giampaolo Tarantini, el industrial que admite haber proporcionado unas 30 chicas, algunas con prestaciones sexuales, para unas 18 fiestas organizadas por el primer ministro en su domicilio. «El presidente no sabía que yo les pagaba los gastos», señala Tarantini, que relata con detalle los encuentros y los nombres de las chicas que pasaban la noche en la casa, a cambio de 1.000 euros.

«La lucha contra la Mafia no puede tolerar operaciones de deslegitimación de los magistrados y de las fuerzas del orden», ha escrito la ANM en un comunicado, en el que se afirma que «una vez más el honorable Berlusconi define como locos a los magistrados que tienen como única responsabilidad investigar a los criminales mafiosos».

El martes, Berlusconi había dicho que sabía que las fiscalías de Milán y Palermo estaban volviendo a investigar los atentados con bomba realizados por Cosa Nostra en los años 90, sobre los que Berlusconi había sido investigado y excluido del sumario. «Es pura locura y me duele que haya gente así, que con el dinero de todos conspiran contra nosotros», dijo Il Cavaliere, antes de arremeter de nuevo: «Nos atacan como toros enfurecidos, pero aquí hay un torero que no tiene miedo de nadie».

viernes, 11 de septiembre de 2009

Berlusconi exhibe su confusión entre lo público y lo privado tras una reunión con Zapatero

El País,11 de septiembre de 2009


Berlusconi exhibe su confusión entre lo público y lo privado tras una reunión con Zapatero

Silvio Berlusconi se ha convertido en una compañía política poco recomendable. Lo pudo comprobar ayer Rodríguez Zapatero, que tuvo que soportar, junto a numerosos ministros de los dos países, las delirantes y bochornosas explicaciones sobre el reclutamiento de jóvenes mujeres para las listas electorales del Popolo de la Libertà, el partido político presidencial; sobre sus reuniones y fiestas con decenas de mujeres dedicadas a la prostitución; y sobre sus descalificaciones a EL PAÍS y a la prensa italiana que todavía se mantiene a salvo de su voracidad como propietario de medios y de su aplicación en la limitación de la libertad de expresión.

Lo que está convirtiendo a Berlusconi en un personaje impropio de un país serio y de un Gobierno presentable, hurtándole cualquier capacidad de dialogar con autoridad con sus homólogos, no es su vida privada, sino precisamente la confusión delirante entre lo público y lo privado con que ha organizado la vida política italiana. La conferencia de prensa al término de la cumbre bilateral de ministros es la mejor demostración de esta lamentable mezcla de géneros, que se produce incluso a la hora de ofrecer las explicaciones que legítimamente plantean los periodistas. Casi 10 minutos duraron sus prolijas explicaciones, esmaltadas de egolatría y de humor machista y rijoso, que iban complicándose a medida que se extendía el bochorno ajeno entre los asistentes españoles e italianos.

Sobre Berlusconi recae en estos momentos la sospecha de utilizar su poder personal en la designación de altos cargos del Estado y en la formación de las listas electorales para obtener favores sexuales. Él mismo ha documentado y ayer incluso ha exhibido, en vergonzosa explicación sobre su propia vida sexual, su vulnerabilidad como hombre público al que le pueden presentar jóvenes hermosas, que naturalmente caen rendidas a sus pies ante sus encantos, para obtener contraprestaciones políticas o económicas. Nada se puede decir de la vida privada de quien sabe preservarla, pero en su caso ha sido él mismo, sus propios medios de comunicación y su ex esposa quienes iniciaron el destape, y en el caso de esta última señalando su trato enfermizo con jóvenes menores de edad, algo que de ser cierto no podría ser objeto de persecución judicial alguna en Italia debido al blindaje legal construido por él mismo en torno a su persona.

Frecuentar la compañía de Berlusconi, cuyo país pertenece al G-8, se ha convertido en una dificultad política adicional en las complejas relaciones internacionales. Pero lo que le descalifica como gobernante es su vulnerabilidad ante cualquier presión encubierta, fruto de las circunstancias que acepta para dar satisfacción a su vanidad y a su ego. La Iglesia italiana, profundamente incomodada por sus comportamientos y objeto de sus ataques, ha decidido sacar partido de su debilidad política obteniendo modificaciones legales precisamente en el terreno de la moral. Y está claro que muchos más pueden seguir el mismo camino.

Consulta el vídeo que ha emitido la cadena CUATRO

jueves, 10 de septiembre de 2009

Berlusconi: "Soy el mejor primer ministro de Italia en sus 150 años de historia"

El País, 10 de septiembre de 2009


Berlusconi: "Soy el mejor primer ministro de Italia en sus 150 años de historia"

Silvio Berlusconi se ha convertido hoy en el único protagonista de la cumbre bilateral con España, celebrada en la isla de la Magdalena, al atacar a los medios que informan sobre sus escándalos con prostitutas y velinas (estrellas de la televisión y el espectáculo) y declarar que no se le pasa por la cabeza dimitir porque es "el mejor presidente que ha tenido Italia en sus 150 años de historia".

A su lado, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, asistía al desahogo de su anfitrión con cara de estupefacción mientras las ministras españolas de Economía, Elena Salgado, y Defensa, Carme Chacón, no podían reprimir la risa sentadas entre el público. A ambas había pedido previamente perdón por sus declaraciones de 2008 en las que afirmaba que el Gobierno de Zapatero era "demasiado rosa" al tener el mismo número de hombres que de mujeres.

La andanada de Berlusconi ha tomado un tono algo intimidatorio cuando ha contestado a la pregunta de uno de los enviados de EL PAIS que había sido pactada con el resto de los periodistas españoles. "Podría añadir muchas cosas sobre lo que escribe su periódico, pero deben ustedes abrir los ojos y no ser facciosos. Los periódicos están perdiendo tirada y publicidad y se arriesgan a la quiebra empresarial. EL PAÍS sabe mucho de eso", ha dicho el primer ministro italiano.

Velinas y prostitutas

Preguntado sobre el ejército de prostitutas y velinas que han frecuentado sus residencias oficiales en los últimos meses, algunas de ellas promovidas después a candidatas de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), Berlusconi ha dicho que se trata sólo de "calumnias". "Hicimos un curso en el PDL para convertir a señoritas licenciadas en asistentes de candaditos europeos. Tres de ellas fueron elegidas para optar a los escaños. Todas son apasionadas y cultas y lo harán estupendamente. Lo demás son solo mentiras de los periódicos que usted lee, La Repubblica y L'Unitá" (ambos de izquierdas).

Sobre las declaraciones judiciales del empresario de Bari Gianpaolo Tarantini, que, según se hizo público ayer, le servía de reclutador de chicas para las fiestas, Il Cavaliere ha reconocido que efectivamente el empresario llevó algunas chicas a su casa diciéndole que eran amigas suyas, sin saber que luego algunas cobraban dinero -Tarantini confirmó ante el juez esta versión-. "Eran mujeres bellas y siempre es agradable cenar con personas que no están alejadas de la estética". "En un caso, una de esas personas atentó contra mí", ha dicho Berlusconi, en referencia a Patrizia D'Addario, la escort de Bari que pasó una noche con él en el Palazzo Grazzoli y sacó fotos y grabó conversaciones. "He sabido que los cuatro delitos que ella cometió suman 18 años de cárcel, pero todavía no he decidido si la denunciaré".

A los que sí ha interpuesto denuncias ha sido a diversos periódicos por informar de sus fiestas y escándalos: "He interpuesto causas contra la libertad de prensa (sic), para tratar de poner fin a la libertad de calumnia y a la desinformación. Muchos periódicos citan frases mías que no he pronunciado y eso demuestra que la realidad de los periódicos es distinta de la de los políticos. ¡Pobre Italia con esta información!", ha exclamado.

Berlusconi se ha presentado en todo momento como una víctima: "Simplemente me he comportado como cualquier dueño de casa, pero no he pagado ni una lira, ni un euro. En mi vida he tenido que dar dinero a nadie por una prestación sexual. Quien ama conquistar no puede dar dinero. Quizá por eso tengo el 68,4% de popularidad entre los italianos".

Por ello, Il Cavaliere ha negado que se le pase por la cabeza dimitir. "He batido el récord de permanencia en el cargo de primer ministro y acabo de superar a un gran político como De Gasperi. Una tía mía muy simpática me dijo una vez que las cosas bonitas, si no te las dices tú, no te las dice nadie. Yo puedo decir que he sido el mejor presidente del Consejo de Ministros de Italia en 150 años".

Finalmente, ha negado que mantenga un enfrentamiento con la Iglesia a raíz de la publicación por un periódico propiedad de su familia de datos privados del director de L'Avennire, el diario de los obispos. Berlusconi ha negado cualquier divergencia. "El contacto entre mi número dos, Gianni Letta, y los personajes (sic) que guían con sabiduría el Vaticano y la Iglesia del Estado italiano es constante".

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Chicas para Berlusconi a cambio de favores políticos

El Mundo, 9 de septiembre de 2009


Chicas para Berlusconi a cambio de favores políticos

Chicas a cambio de contratas públicas, de favores políticos. Ése es el objetivo confeso que perseguía el empresario Gianpaolo Tarantini al organizar guateques erótico-festivos para Silvio Berlusconi y otros políticos italianos, como el entonces presidente de la región de Puglia Sandro Frisillo, de centroizquierda.

"La prostitución y la cocaína son los ingredientes para tener éxito en la sociedad", ha revelado Tarantini a los magistrados que le han interrogado en cinco ocasiones entre el 27 y el 31 de julio pasado. "Yo he recurrido a la prostitución y a la cocaína a fin de crearme una red de apoyos en el sector de la Administración pública".

Tarantini ha admitido haber organizado 18 fiestas para Silvio Berlusconi, a las que asistieron un total unas 30 chicas. Según su testimonio ante los jueces (reproducido hoy por varios periódicos italianos), las muchachas que después de participar en los guateques de Il Cavaliere regresaban a su hotel a pasar la noche sólo recibían los gastos correspondientes a los billetes de avión y el alojamiento.

En cambio, aquellas que pasaban la noche en compañía del primer ministro eran recompensadas con un bono de 1.000 euros. "Pero Berlusconi no sabía que yo pagaba a las chicas", ha precisado.

Tarantini ha dado los nombres de varias de las jovencitas que llevó a las fiestas del primer ministro italiano, y entre las que se encuentran actrices, modelos, relaciones públicas y también prostitutas. Y también ha señalado los nombres de algunas de las que recibieron los 1.000 euros por pasar la noche en compañía de Il Cavaliere, incluida Patrizia D' Addario.

"Quería conocer a Berlusconi, y con ese objetivo he incurrido en gastos enormes para poder intimar con él. Conociendo su interés hacia el género femenino, lo que hice fue llevarle chicas que le presentaba como mis amigas, ocultándole que a veces las retribuía. Sólo le pedí que me presentará a Guido Bertolaso, el responsable de Protección Civil, dado que quería que un amigo mío pudiera exponer a éste las virtudes de su grupo industrial a fin de poder trabajar con Protección Civil", relató el empresario ante los jueces.

Tarantini logró en parte su objetivo: "Una tarde, Berlusconi me presentó a Guido Bertolaso, con el que posteriormente me reuní junto a mi amigo, el empresario Enrico Intini. Pero después no pasó nada más".

martes, 8 de septiembre de 2009

Berlusconi: "Los italianos quieren ser como yo"

El País, 8 de septiembre de 2009


Berlusconi: "Los italianos quieren ser como yo"

Mucho más que el verdugo de la libertad de prensa, Silvio Berlusconi se siente una víctima de ese sistema. "Que se diga que está en peligro la libertad de prensa [en Italia] es un chiste contado por la minoría comunista y católico-comunista y de sus periódicos, que son el 90% de la prensa".

Eso dijo ayer el jefe de Gobierno italiano en una entrevista matutina, destinada a la cuota de pantalla de jubilados y amas de casa, a través del Canale 5, una de sus tres cadenas privadas. Sin rozar ni de lejos los escándalos que le acosan desde hace meses, mezclando las patrañas con anuncios demagógicos de seguridad ciudadana y ofertas de leyes favorables a la Iglesia, Berlusconi pasa de nuevo al ataque.

Desde luego, Berlusconi no se arrepiente de sus querellas a La Repubblica y L'Unità: "Para ellos la libertad de prensa es sólo libertad de insulto, mixtificación, difamación". No sólo: "Han montado una campaña subversiva que trata de ir contra la voluntad del pueblo. Pero tengo el 70% de popularidad, la mayoría de los italianos quiere ser como yo".

"¿La razón?", le pregunta cándido el periodista, Maurizio Belpietro, ex director de Panorama y hoy director del periódico Libero, ambos controlados por Berlusconi: "Se reconocen en mí y aprueban mi comportamiento porque saben que Berlusconi no roba y no utiliza el poder para su beneficio personal, como han hecho todos esos que, sobre todo de la otra parte política, me han precedido en esta difícil responsabilidad". El resumen de la entrevista es esta queja-denuncia: "Con esta información, pobre Italia, un país que se arriesga, por culpa de los comunistas y los católico-comunistas, a una tiranía que oprime a los ciudadanos".

Tras agitar el fantasma del comunismo y lanzar su andanada contra los católicos de base, Berlusconi define como "excelente" su relación con el Vaticano, y niega que haya prevista una reunión con el secretario de Estado, Tarcisio Bertone. "No veo la necesidad", enfatiza. Su choque con la Santa Sede tras el ataque de Il Giornale al director de Avvenire ni siquiera ha existido. "Todo ha sido una invención de los periódicos".

En todo caso, su Gobierno está listo para hacer algunas concesiones generosas a la Santa Sede: "La defensa de los valores fundamentales como la vida humana y la familia están ahí", afirma sin asomo de pudor en la voz, "para dar testimonio de la excelencia de nuestras relaciones. Excelencia que probaremos con temas importantes como el testamento vital". La ley del testamento vital, que llegará en los próximos días a la Cámara, fue redactada por el sector ultracatólico y pro-vida del Pueblo de la Libertad en febrero pasado, en plena polémica emotiva por la muerte de Eluana Englaro, la mujer que vivió 17 años en coma irreversible gracias a una sonda que la alimentaba e hidrataba.